Para que puedas identificar la carne en mal estado, saber cuándo puede suponer un peligro para tu salud y aprender un poco más del «mundo cocina», sigue leyendo los consejos para ver cuáles son los indicadores de una mala pieza;

cómo-saber-si-la-carne-está-en-buen-estado

  1.El color

El color de la carne es uno de los principales elementos que te alertarán de si ésta se encuentra en mal estado o no, y es que no tiene por qué haber pasado de su fecha de vencimiento para que a pieza esté mal.

  • La carne de aves de corral puede ser desde un color blanquecino azulado a un tono más amarillo.
  • La carne cruda de cerdo, en condiciones óptimas, debe presentar un color grisáceo-rosado.
  • Normalmente, se asocia la carne picada con un color rojo brillante; sin embargo, debes saber que este no es su color natural y que se produce debido a que está expuesta al aire. Si la carne picada fresca ha sido envasada al vacío y se mantiene a partir del oxígeno, su color debería ser una especie de rojo púrpura. Por otro lado, contrariamente a lo que se cree, cuando la carne picada se vuelve algo marrón, no significa que esté en mal estado, sino que pertenece a animales de mayor edad. Además, en muchas ocasiones la propia iluminación de la tienda puede causar una variación en el color de la carne, dándole un tono marrón-rojizo.

2.La fecha de caducidad 

Aconsejamos comprar carnes frescas, en la carnicería de toda la vida, pero sabemos que eso no siempre es posible. Por eso, antes de comprar cualquier bandeja de carne de supermercado,  comprueba la fecha de caducidad que se especifica en el envase. En el caso de que la fecha de caducidad ya se haya pasado, no la compres independientemente de lo bajo que sea su precio. También, evita comprarla si el envase no tiene fecha de caducidad, lote o fecha de envasado.

3. El olor

Oler la carne es la forma más fácil de saber si está o no en mal estado. En el caso de que huela mal o a rancio sabrás que no es comestible y que debes deshacerte de ella. Especialmente, la carne de aves de corral desprende un olor muy distintivo que alerta que no se encuentra en buenas condiciones.

4. La textura

La carne podrida normalmente presenta una textura viscosa que delata que las bacterias ya han empezado a multiplicarse sobre su superficie. Es posible que la carne en mal estado también esté algo pegajosa y cuente con áreas verdosas o ennegrecidas, signo de que los hongos ya han empezado a proliferar y crecer.

Consejos Arbeletxe;

  • No dejes la carne en el congelador por demasiado tiempo. No se echará a perder pero cambiará su color y eliminará sus nutrientes.
  • No confíes en la fecha de venta de caducidad como un indicio de su frescura, ya que estas fechas son fáciles de manipular. Usa nuestros consejos para decidir si ese producto está en buen estado.
  • Opta por piezas que manipulen delante de ti y no productos envasados.