mocktail arbeletxe

Mocktail es la suma de dos palabras; ”mock» que en inglés seria algo así como simular, parecerse, y “tail”, que proviene del cóctel clásico. Porque eso un mocktail vendría a ser, “algo parecido a un cocktail” o un «cocktail de mentirijilla».

Los cócteles sin alcohol se han puesto de moda. Se trata de mezclar armoniosamente varias bebidas y, a diferencia del cóctel clásico, su base suelen ser frutas exóticas y en ocasiones bebidas como el chocolate, el café o el té.

Aunque al principio los Mocktails estuvieron pensados para conductores, mujeres embarazadas, personas intolerantes al alcohol y niños, actualmente su éxito ha traspasado barreras demográficas y son demandados por personas de todas las edades y condiciones.

He aquí sus ventajas: son sanos y se pueden beber con tranquilidad, sabiendo que no abren la puerta a la temida post resaca coctelera.

Históricamente, si bien los primeros cócteles datan del siglo XVI, su esplendor coincidió con la ley seca que afectó a Estados Unidos entre los años 1920 y 1933, cuando proliferaron aguardientes de dudosa calidad que los barman mezclaban con jugos y frutas para enmascarar su sabor. En cambio, los mocktails parecen haberse puesto de moda en Europa con el renacer de la alimentación como santo grial de la salud.

A partir de ahora cuando te digan ¿te apetece un Mocktail? Que no se te cara de ¿eso que es?